Para que un estudio científico sea válido debe estar bien diseñado y realizado, evitando sesgos y errores de medición. Si estos requerimientos no se cumplen se está realizando mala ciencia.

Una forma de conocer si las evidencias sobre un tema están basadas en estudios bien realizados es mediante los metaanálisis, que recopilan y analizan los métodos y resultados de muchos otros estudios sobre ese tema.

Es común que los metaanálisis de “terapias alternativas” (a la medicina) como el cupping, el reiki o la acupuntura (entre otras muchas) siempre lleguen a la misma conclusión: la mayoría de estos estudios tienen algún error metodológico importante como no ser doble ciego, pocos participantes en el estudio, malos grupos control, no tener en cuenta el efecto placebo, confundir correlación con causalidad, errores de medición, etc.

No son pequeños errores ya que estos estudios incumplen las bases fundamentales sobre las que se asienta la ciencia para que sea fiable y reproducible, y al hacerlo, por mucho que digan “un estudio científico demuestra que…” no tienen ninguna validez.

bad-science

Anuncios