Una de las conspiraciones más absurdas y peligrosas de hoy en día es el movimiento antivacunas, que promueve no vacunarse argumentando que no es necesario, no funciona y es peligroso. Lo cual no es cierto.

Las vacunas se basan en nuestro proceso de inmunización natural, exponiendo al organismo al agente infeccioso atenuado, o partes de él (1), de forma que no llegue a inducir la enfermedad pero suficiente para que generemos una respuesta inmune (primaria) y una memoria inmunológica ante el patógeno. De esta manera, cuando una versión realmente nociva del agente nos infecta, nuestro cuerpo genera una nueva respuesta inmunitaria (secundaria) mucho más rápida y eficaz, sin haber tenido que padecido las enfermedades (mortales muchas de ellas).vacunas-inmunizacion

La eficacia de las vacunas es indudable ya que desde la aplicación de los programas de vacunación generales los niveles de morbilidad (personas enfermas) de estas enfermedades se han reducido en más de un 90% y algunas han sido erradicadas completamente (viruela) o casi (polio). Si algunas personas no enferman sin estar vacunadas es gracias a la inmunidad de grupo (están protegidos porque la mayoría de la población está vacunada).

vacunas-eficacia

Las vacunas son seguras. Como cualquier tratamiento médico existen efectos secundarios pero la mayoría de casos son leves (fiebre), y los casos graves tienen normalmente una incidencia muy baja (uno cada cien mil o un millón). Además no existe evidencia científica alguna que relacione vacunas y autismo (2) y el único estudio que lo hizo se retiró cuando se descubrió que era un fraude (3).

vacunas-riesgos

Sin lugar a dudas las vacunas son uno de los mayores logros de la medicina y es lamentable ver que este tipo de movimientos tengan tanta popularidad en internet cuando millones de personas en otros países siguen muriendo por no tener acceso a ellas.

Anuncios